"Todas las lineas de Sidor están operativas" fue la noticia que ofreció el pasado lunes el ministro de Industrias Básicas, Estratégicas y Socialistas (MPPIBES), Juan Arias, durante unas breves declaraciones tomadas por un reportero del canal comercial Globovisión.

En el corto intercambio el funcionario a cargo de reactivar y estabilizar el parque industrial que maneja el Estado y colectivos de trabajadores, explicó con bastante énfasis que los sistemas de produccion de la acería ubicada en la region de Guayana, habían sido puestos a punto gracias al esfuerzo de los trabajadores.

Al mismo tiempo, y desde el inicio de la conversación, informó una y otra vez que la planta de pellas (la primera etapa para la producción de acero) se encontraba en plena producción y nunca se había paralizado. "Les invito a que vayan a verla", reiteró.

Aclaró y reconoció, sin ninguna pretensión de ocultar algo, que "no todas están en produccíon, una cosa es que estén en producción o otra cosa que estén recuperadas; hay líneas de producción que están totalmente activas y nunca se han detenido, como la planta de pellas".

Sin embargo, pese a las reiteradas precisiones, la nota que montó Globovisión apuntó a registrar una total paralización de la siderúrgica. Y a partir de esa información errada (por decir lo menos) otros medios han posicionado un colapso en la producción. " Arias: Paralización de Sidor es por falta de materia prima", tituló el diario El Nacional.

Esa frase nunca la dijo el ministro, y el señalamiento sobre la falta de materia prima que debe importarse lo formuló cuando enumeró, entre otras, las causas por las que podría paralizarse hipotéticamente alguna de las lineas.

Previamente había explicado que la materia prima e insumos requeridos para algunas de las líneas detenidas, están en proceso de adquisición "para arrancar la campaña".

El incidente es una muestra nítida de como la "guerra económica" tiene una expresión simbólica que coloca en la agenda pública información falsa con el claro objetivo de inducir a los agentes productivos a tomar decisiones que impulsen un colapso en la distribución o un alza desmedida de precios. Se trata de un mecanismo que promueve la incertidumbre y en la economía real ese es el principal determinador del comportamiento de productores y consumidores.

En términos concretos la noticia de tener todo un complejo siderúrgico recuperado y listo para operar a plena capacidad debería ser una fuente de expectativas positivas. Poner a punto una planta de producción es mucho más complejo que obtener y disponer de insumos y materia prima. Sin embargo el medio Globovisión escogió hacer estalla la buena noticia y en su lugar posicionar el caos y el colapso inventando una paralización que no existe.

En todo caso los numeros consolidados de 2016 son una sólida razón para el optimismo: del primero al segundo semestre la producción de acero líquido se incrementó en 618 por ciento, al pasar de 37 mil toneladas (en los primeros seis meses) a 272 mil entre julio y diciembre. Asimismo los productos terminados en el último trimestre llegaron a 157 mil toneladas, es decir un 952 por ciento más con relación al primer trimestre.

Y si acaso los números no fueran suficientes, pues levanten la mirada y contemplen las obras de infraestructura y especialmente las viviendas que se levantan en todo el país con el acero de Sidor.

Siderúrgica del Orinoco Alfredo Maneiro
Todos los Derechos Reservados ©2009 - Sidor C.A. / RIF: G200106263
  ¡Este sitio es versión HTML5 válido! ¡Este sitio es CSS versión 3 válido!